6.28.2012

LA DIETA O EL AYUNO




Aunque la receta varía según la fuente, los ingredientes son generalmente los mismos. La dieta o el ayuno de la limonada implica no comer ningún alimento sólido, sino beber una mezcla de zumo de limones frescos, sirope de arce, agua y pimienta de cayena. Hay que considerar la limonada como el reemplazo del agua, bebiendo de 8 a 10 vasos por día. Puede tomarse en frío o en caliente. La mezcla contiene algunas vitaminas esenciales y minerales.


RECETA
• 2 cucharadas de limón recién exprimido.
• 2 cucharadas de sirope de arce grado B.
• Añadir pimienta de Cayena según su preferencia.
• Un vaso de agua mineral.

Hay que tener en cuenta que en un limón medio hay apenas 4 cucharadas de zumo. La pimienta de Cayena es importante, ya que añade mucha vitamina C y B. Se puede hacer una pequeña improvisación añadiendo té de menta para dar mejor gusto, o bien piel de limón.

Cuando no se toman alimentos sólidos es necesario ayudar al sistema digestivo a eliminar el material y evitar el estreñimiento. Esto se consigue tomando un té laxante de hierbas por la mañana y por la noche. El té de hierbas se bebe por la mañana y antes de acostarse.

La dieta de la limonada también implica beber agua con sal por la mañana, según la siguiente receta: 55 gramos de agua mineral tibia con 2 cucharaditas de sal de mar. Sin embargo, hay quienes recomiendan no tomar esta agua salada porque puede resultar dañina.

La dieta de la limonada está recomendada como mínimo para diez días, aunque es bastante común usarla durante períodos más largos de tiempo.

El ayuno en períodos largos requiere un tratamiento cuidadoso, ya que los cultivos intestinales y los recubrimientos mucosos tienen que regenerarse. Esto, por lo general, implica beber zumos durante un día o dos, añadiendo poco a poco sopas, y luego fruta, verduras y nueces, antes de reanudar una dieta regular.

Según su autor, la dieta de la limonada elimina toxinas y descongestiona el cuerpo. No es una fuente completa de macronutrientes, por lo que debe ser considerada como otra forma de ayuno más que una dieta.

Los partidarios de esta dieta piensan que ayuda a perder peso, aumentar la energía y aliviar algunas enfermedades crónicas.

En el mundo del espectáculo se ha entendido mal este ayuno, y se considera una dieta para la pérdida de peso. Recientemente ha recibido la atención de los medios de comunicación debido a que algunos famosos dicen seguirla. La cantante y actriz Beyoncé la siguió durante 14 días y perdió 9 kilos para su papel en la película "Dreamgirls", aunque posteriormente no recomendó el uso de este sistema para perder peso. Howard Stern o Jared Leto son otros famosos que afirman haber usado esta dieta.

6.26.2012

ETAPAS DE LA DIETA 1

Etapa 1 (del día 1 al día 2). Durante el primer día de ayuno, el nivel de azúcar en sangre cae por debajo de 70 mg/dl. Para restaurar el nivel de glucosa en sangre normal, el glucógeno del hígado se convierte en glucosa y se libera en la sangre. Esta reserva es suficiente durante medio día. Luego el cuerpo reduce la tasa metabólica basal. La tasa de actividad química interna en el tejido en reposo disminuye para conservar la energía. El corazón reduce su ritmo y se reduce la tensión arterial. El glucógeno se obtiene del músculo, lo que causa algo de debilidad. La primera parte de la limpieza es, por lo general, la peor. Durante esta primera etapa pueden darse síntomas como dolores de cabeza, mareos, náuseas, mal aliento, ojos vidriosos y lengua sucia. El hambre puede ser más intensa en este período, a menos que se use un enema, que rápidamente asiste al cuerpo en estado de ayuno a terminar la digestión en el colon.

6.25.2012

ATEPA 2

Etapa 2 (del día 3 al día 7). Las grasas, formadas por ácidos grasos transformados, se dividen para liberar el glicerol de las moléculas de glicéridos, que son convertidas en glucosa. La piel puede hacerse aceitosa cuando los aceites rancios son purgados del cuerpo. Las personas sin problemas en la piel pueden tener espinillas durante unos días o incluso pústulas. Un cutis pálido es también signo de toxinas en la sangre. Se forman cetonas por la oxidación incompleta de las grasas. Se piensa que las cetonas en la sangre suprimen el apetito, afectando el centro de saciedad en el hipotálamo. Se puede sentir hambre durante los primeros días del ayuno, pero este efecto es temporal y el deseo de comer desaparecerá. La falta de hambre puede durar de 40 a 60 horas, dependiendo de si se consume agua o zumo.

El cuerpo se acostumbra al ayuno, y el sistema digestivo toma un reposo muy necesario, enfocando todas sus energías en la limpieza y la curación. Los leucocitos y la actividad del sistema inmunológico aumentan. Puede sentirse dolor en los pulmones. Los órganos, entre ellos los pulmones, están en proceso de reparación. Periódicamente, el sistema linfático expulsa la materia mucoide por la nariz o la garganta. El volumen emitido de este moco de color amarillo puede ser muy grande. Los senos nasales pasan por períodos de obstrucción, hasta que quedan totalmente limpios. El aliento es todavía maloliente y la lengua se ve sucia. Dentro del intestino, el colon está siendo reparado y las heces impactadas en la pared intestinal empezarán a soltarse.

6.24.2012

ETAPA 3

Etapa 3 (del día 8 al día 15). En la última parte del ayuno, se puede experimentar una mayor energía, claridad de mente y sensación de bienestar. Como desventaja, las heridas antiguas pueden irritarse o doler. Esto es resultado de la mayor capacidad del cuerpo para curarse durante el ayuno. Si se ha roto un brazo diez años antes, queda tejido cicatrizado alrededor de la ruptura. En el momento de la ruptura, la capacidad del cuerpo para curarse estuvo directamente relacionada con el estilo de vida. Si en esa época su dieta no era adecuada, la sanación pudo no ser completa.

Durante el ayuno, el proceso de curación del cuerpo está en su eficacia óptima. Cuando el cuerpo busca por todas partes el tejido muerto o dañado, los linfocitos entran en el tejido más viejo y dañado, y secreta sustancias para disolver las células dañadas. Estas sustancias irritan los nervios en la región circundante y causa nuevos dolores en las áreas antes heridas. Este dolor no es malo, porque se debe a que el cuerpo está completando el proceso de curación. Los músculos pueden sentirse apretados y doloridos, debido a la irritación de las toxinas. Las piernas pueden ser las más afectadas, ya que las toxinas se acumulan en las piernas. Las llagas en la boca son comunes en esta etapa, debido a que hay bacterias excesivas en la boca. Para prevenir o curar estas llagas es necesario hacer gárgaras con agua y sal diariamente.

6.23.2012

ETAPA 4

Etapa 4 (del día 16 al día 30). El cuerpo está completamente adaptado al proceso de ayuno. Se siente más energía y claridad mental. Hay días en que se tiene la lengua rosada y el aliento fresco. La labor de curación de los órganos está siendo completada. Después de que los mecanismos de desintoxicación han eliminado las toxinas, el cuerpo está en su capacidad máxima para sustituir los tejidos dañados. Un ayuno corto reducirá los síntomas, y un ayuno más largo puede curar completamente. El equilibrio homeostático está en niveles óptimos. El sistema linfático se limpia. Después del día 20, la mente se ve afectada. La claridad mental y el equilibrio emocional aumentan. La memoria y la concentración mejoran.

6.22.2012

ETAPA 5

Etapa 5 (Ruptura del ayuno). La capa pegajosa y tóxica de la pared intestinal se suelta, y la primera comida hace que se libere. Las toxinas entran en la sangre por el colon. La vesícula biliar vierte sus desperdicios con una gran descarga de bilis. Esto puede causar una evacuación intestinal inmediata después de comer, seguida de una diarrea intensa. Hay que comer poco inicialmente e ir aumentando muy gradualmente en días sucesivos para no forzar el sistema digestivo. Si los síntomas son demasiado incómodos, un enema puede ayudar.

10.06.2010

LIMPIEZA DEL HIGADO Y LA VESICULA





Esta cura del hígado y la vesícula biliar es muy eficaz para eliminar la arenilla o piedras de la vesícula biliar. Con ella podemos encontrar mejoría en caso de digestiones pesadas, hinchazón abdominal, estreñimiento, urticarias, etc.

Los especialistas recomiendan repetir la cura una vez al mes durante seis meses para poder limpiar profundamente el hígado y la vesícula biliar.
Como cada caso es diferente y esta es una cura muy potente os recomendamos que primero consultéis con vuestro médico sobre la conveniencia de hacerla.
Este artículo circula en Internet y es un resumen de la cura hepática o limpieza del hígado y de la vesícula biliar.

Ingredientes para realizar la limpieza del hígado y la vesícula biliar

Seis litros de zumo o jugo de manzana (sin aditivos ni endulzantes)
Cuatro cucharadas soperas de sales de Epsom (sulfato de Magnesio) disueltas en tres vasos de agua.
Medio vaso de aceite de oliva virgen extra (primera presión en frío)
Zumo de pomelo (preferiblemente rosa) para llenar dos tercios de un vaso.
Si no te gusta el zumo de pomelo también se pueden usar naranjas o limones frescos a partes iguales; los efectos son los mismos.
Preparación

Para la preparación de la limpieza del hígado y la vesícula biliar hemos de tomar un litro de zumo de manzana diariamente durante seis días. Es conveniente no comer ni beber cosas frías, no comer alimentos de origen animal ni productos lácticos o fritos.

El comienzo y final de la limpieza se debe hacer en fin de semana que es cuando tenemos más tiempo para descansar y podemos hacer la cura tranquilamente.
Si tomas suplementos (vitaminas, minerales u otros nutrientes) elimínalos durante esta semana a no ser que sean imprescindibles para tu salud.
Haz una limpieza de colon antes y después de cada limpieza del hígado y la vesícula biliar La irrigación del colon o el Colema Board son los mejores métodos.

EL SEXTO DIA
Lo ideal es un desayuno ligero sin nada de mantequillas, ni azúcares ni leches; mucho mejor frutas frescas y zumos. Comer verduras al vapor con arroz blanco (preferentemente basmati), es decir comer sin proteínas.

Después de las 14 horas: no comas ni bebas nada (excepto agua) y seguir los consejos de los horarios siguientes estrictamente.

18 horas: Mezcla cuatro cucharadas de sales de Epsom (sulfato de magnesio) en tres vasos de agua. Se tomaran en cuatro veces ¾ de vaso cada vez. Te tomas la primera toma ahora y puedes tomar unos tragos de agua después para sacar el sabor amargo.

20 horas: Segunda toma de agua con las sales de Epson.

21:30 horas: Si no has evacuado y no has hecho la limpieza de colon en las 24 horas anteriores, ponte un enema con agua calentita, esto provocará evacuaciones.

21:45 horas: Limpia los pomelos o limones y naranjas, exprímelos manualmente y retira la pulpa. Necesitarás ¾ de vaso del zumo y el ½ vaso de aceite. Muévelos enérgicamente hasta que esté la mezcla acuosa. Se debe tomar esta mezcla a las 22 horas pero si has de ir al lavabo un par de veces puedes retrasarlo hasta 10 minutos.

22 horas: Estas de pie junto a la cama (no debes sentarte) y bébete la mezcla, pura. Hay quien prefiere tomársela con cañita. Si es necesario, tómate miel, para ayudarte a absorber la mezcla. La mayoría de la gente no tiene problemas para tomar la mezcla pura. No tardes mes de cinco minutos en hacerlo. Estírate inmediatamente en la cama. Esto es importante para ayudar a que los cálculos se muevan, apaga las luces y pon la cabeza más alta que la barriga. Si estás incómodo, estírate sobre el lado derecho, con las rodillas dobladas y la cabeza hacia las rodillas (posición fetal) Has de estar así durante 20 minutos y no hables. Fija la atención en tu hígado.
Podrás sentir las piedras moviéndose por los conductos biliares como si fueran canicas. No sentirás ningún dolor porque el magnesio de las sales de Epsom mantiene los conductos biliares abiertos y relajados y la bilis secretada junto con las piedras mantiene los conductos lubricados. Si puedes trata de dormir. Si durante la noche sientes la necesitado de evacuar, hazlo. Verifica si hay piedras pequeñas de color verde como los guisantes o café clarito flotando en el wc.

Puedes sentir mareos durante la noche de realizar la limpieza del hígado y la vesícula biliar o a primeras horas de la mañana; esto se debe a que de repente hay una fuerte descarga de cálculos y toxinas del hígado y de la vesícula biliar que empujan la mezcla de aceite hacia el estómago. Los mareos se pasaran durante lo mañana.

A LA MAÑANA SIGUIENTE

6 a 6:30 horas: Al despertarse, pero no antes de las 6 del mañana, bebe el tercer vaso de sales de Epsom (si tienes sed, bebe un vaso de agua a temperatura ambiente antes de tomar las sales) Descansa, lee, o medita, si tienes sueño, vuelve a la cama, aunque es preferible que el cuerpo esté en posición vertical. La mayoría de las personas se sienten bien y prefiere hacer ejercicios suaves, como yoga.

8 a 8:30 horas: Bebe el último vaso de sales de Epsom.

10 a 10:30 horas: Puedes beber un zumo fresco en este momento. Media hora después, puedes comer una o dos piezas de fruta fresca, y una hora más tarde podrás comer alimentos sólidos (pero no gran cantidad)

Por la tarde o a la mañana siguiente, volverás a la normalidad, y empezarás a sentir las primeras señales de mejoría de esta cura o limpieza del hígado y vesícula biliar. Continúa haciendo dieta ligera durante los dos días siguientes.



En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este articulo tiene una función solo informativa.